Bonos sin depósito

El bono sin depósito es una fantástica oportunidad de demostrar tus cualidades de apostador sin arriesgar tu dinero. Normalmente para obtenerlo es suficiente con registrarse en la web de la casa de apuestas y confirmar tu identidad. Que el bono sea sin depósito quiere decir que para obtenerlo no hace falta añadir dinero a tu cuenta. La cantidad acordada del bono se te otorga inmediatamente después de completar los pasos de rigor.

Desde fuera la situación se ve como un “win-win”: si ganas, el dinero en tu cuenta aumenta (a menudo varias veces) sin haber ingresado un céntimo de tu propio dinero, y si pierdes, no es tu dinero el que pierdes. Pero, como ocurre con frecuencia, hay unas condiciones determinadas que hay que cumplir. Especialmente en cuanto a la extracción de dinero, para la cual a menudo hay que reapostar la suma del bono un número de veces. En algunas casas de apuestas, para sacar el dinero del bono, aparte de lo anterior hay que hacer un depósito también.

“Rollover” es una palabra que podemos encontrar a menudo en el mundo de las apuestas y las casas de apuestas. Este concepto se refiere a que el bono recibido hay que apostarlo por lo general más de una vez. Algunas casas de apuestas exigen que la suma de dinero que regalan sea “girada”(ganada) cinco veces, lo cual suele ser difícil, especialmente para los apostadores inexpertos. A veces la casa simplemente transfiere dinero a la cuenta del bono, con la que tendremos menos margen de movimiento.

Además del número de rollovers, pueden existir otras condiciones adicionales de la casa de apuestas, por ejemplo, el dinero de los bonos se puede apostar sólo a determinados tipos de deportes o a partidos concretos. Las casas de apuestas también pueden exigir que las apuestas hechas con el bono sean solo a eventos con cuota mayor de lo establecido (1,70 o más). A veces las condiciones son muy específicas, por ejemplo, un bono sin depósito que solo se puede usar en apuestas combinadas (apuesta a varios eventos, los cuales deben cumplirse) en las cuales cada evento debe tener al menos la cuota mínima.

También se dan casos en los que un jugador se registra en la web de la casa de apuestas, pero no añade dinero a la cuenta o tiene problemas a la hora de hacerlo. Después de esto se le olvida terminar el proceso y no regresa a la web. Para no perder a esos clientes, las casas de apuestas a menudo ofrecen los bonos sin depósito.

En casos excepcionales las casas de apuestas ofrecen bonos sin depósito y sin rollover: es suficiente con apostar con el dinero del bono y esperar el resultado del partido. Un matiz importante: en caso de ganar la apuesta se añadirá a tu cuenta solo la cantidad ganada. Por ejemplo, si apuestas un bono de 10 euros a un evento con cuota 1,83, entonces en tu cuenta finalmente no tendrás 18,30 euros, como sería el caso cuando apostamos con dinero propio, sino que tendrás 8,30 euros, la suma total ganada menos la suma de la apuesta.

Posts not found

No posts has been found. Please return to the homepage.

Mejores casas de apuestas