¿Cómo apostar en tenis?

Se piensa (y los datos de las casas de apuestas lo confirman) que el tenis es el segundo deporte más popular entre los amantes de las apuestas, por detrás únicamente del fútbol. Existen muchos motivos y el más importante es la dinámica de juego. Si en el fútbol podemos esperar mucho tiempo el primer gol, y a veces éste ni llega y los equipos se limitan a pasarse el balón, en el tenis eso es imposible. En este deporte existen unas cantidades mínimas (alguno de los jugadores debe ganar seis o siete juegos en cada set) gracias a las cuales el tenis se vuelve mucho más interesante. Además, debido a la dinámica del juego, en el tenis son muy populares las apuestas en directo por las situaciones tan cambiantes que se viven. 

En los días de grandes torneos, las casas de apuestas reciben más apuestas para tenis que para fútbol, lo cual es un síntoma del éxito de este deporte. En general, las apuestas al tenis no se diferencian especialmente del resto de deportes de equipo: fútbol, hockey, baloncesto y demás. Pero tiene sus particularidades que hay que tener en cuenta.

Además de la gran dinámica de juego, otra ventaja del tenis son las amplias posibilidades de análisis. Si en el fútbol hay que estar al día de la forma física y moral de un equipo entero, y esto como mínimo son 11 jugadores, en tenis todo se reduce a un jugador. Se cree que en tenis, cada tres o cuatro semanas se llega al pico de forma física, después de lo cual viene una caída del estado físico. Adicionalmente, en el tenis hay bastantes remontadas y el número de partidos que se juegan cada semana es bastante grande. Por eso, cada uno es libre de elegir el juego que quiera, sea un torneo de élite con la participación de tenistas de élite o un campeonato de tenis femenino dónde se enfrenten jugadoras de final de tabla.  

En cuanto a las desventajas del tenis, estas son bastante superficiales. Son, en primer lugar, la incertidumbre de no saber cuánto durará el partido y también la dependencia del tiempo meteorológico. Si tu estrategia implica un gran número de apuestas consecutivas para obtener el dinero, el tenis en este caso puede destrozar tus planes. Y los planes del tenista también los puede destruir la lluvia, después de la cual el juego del favorito del encuentro puede empeorar. Hay que recordar la otra cara de la moneda del juego individual: si bien en los juegos de equipo la pérdida de un jugador del mismo puede pasar desapercibida, en el tenis el jugador puede ser eliminado del torneo por una lesión contando esto como derrota y la apuesta en este caso no se devuelve. 

¿Qué tipos de apuestas hay en tenis?

Aquí la variedad es la misma: apuestas al resultado, hándicap y total. En tenis también hay que añadir una apuesta muy popular en cuanto al partido por sets. Algunas casas de apuestas se limitan a estos tipos, pero otras ofrecen una línea de apuestas más variada para atraer nuevos clientes.

Las apuestas al resultado en tenis se limitan a dos opciones: V1 y V2. V1 significa victoria del primer tenista y V2, victoria del segundo tenista. En tenis no existe el concepto de empate a final de set ya que estos no están limitados por tiempo sino hasta alcanzar un resultado concreto: 6 o 7 juegos ganados. Por eso aquí todo es bastante sencillo.

El hándicap en tenis puede ser de dos tipos: por sets y por juegos. En el primer caso se habla de la diferencia en el resultado final del partido (3:2; 3:1 o 3:0 para los hombres). En el segundo, de la diferencia en el número de juegos ganados. La particularidad del tenis reside en que el ganador de más juegos no siempre gana al final del partido. Como en el resto de deportes, las apuestas con hándicap en tenis tienen las mismas reglas: pueden ser positivas o negativas. En el primer caso, para ganar es imprescindible que un tenista concreto no pierda por más sets o juegos que la cantidad de hándicap elegido. En el segundo caso, que la diferencia de sets/juegos por la que gane el tenista sea más grande que el hándicap al que apostemos.

Por ejemplo: Cuartos de final de Wimbledon, donde se enfrentan Novak Djokovic, claro favorito del partido, y Marton Fucsovics. Un aficionado está seguro que el líder mundial tendrá una victoria fácil y por eso elige la apuesta “Hándicap Djokovic (-7,5)”. Esto significa que para ganarla el serbio debe contar con, como mínimo, ocho juegos ganados más que su contrincante. El partido termina con una clara victoria de Djokovic de 3:0 (6:3; 6:4; 6:4). Sin embargo, el marcador por juegos es de 18:11. Novak tiene siete juegos ganados más. Apuesta perdida.