Apuesta hándicap 1, ¿qué significa?

Un partido con un favorito y un perdedor claros es una mala situación para un amante de las apuestas. La apuesta al favorito no nos da gran beneficio debido a la baja cuota y la apuesta al perdedor supone siempre un riesgo grande, el cual a menudo no está justificado. Para hacer incluso este tipo de partidos más interesantes desde el punto de vista del apostador, las casas de apuestas crearon las apuestas con hándicap, lo que significa dar una ventaja o desventaja en el resultado a un equipo concreto antes del inicio del partido. Gracias a su variedad, las apuestas con hándicap son bastante populares y hoy vamos a ver la apuesta al hándicap mínimo (+1 o -1).

El primer lugar donde se empezaron a usar las apuestas con hándicap a la victoria de un equipo fue Asia, pero más tarde este tipo de apuesta se extendió a las casas de apuestas de todo el mundo. También se hicieron muy populares las apuestas H(+1) y H(-1), ya que permiten a los apostadores aumentar la cuota para algunos eventos, sin aumentar al mismo tiempo el riesgo. En la mayoría de los casos este tipo de apuestas se muestran así H1(-1) / H1(+1) o H2(-1) / H2(+1). Puede ser que a simple vista parezcan difíciles de entender, pero en la práctica es bastante fácil.

¿Cómo apostar al favorito con hándicap(-1)?

La apuesta con hándicap negativo 1 normalmente se usa para aumentar la cuota del favorito. En las listas de las casas de apuestas, esta se mostrará seguramente de esta forma “Hándicap 1(-1)” o “H1(-1)”, si como favorito se encuentra el equipo local, o “Hándicap 2(-1)” o “H2(-1)”, si el favorito es el equipo visitante. La cifra entre paréntesis es el indicador numérico del hándicap. En otras palabras, si eliges la apuesta hándicap 1(-1), entonces es como si el equipo local empezara el partido no con 0:0, sino con un marcador negativo de (-1:0).

La apuesta puede terminar de tres formas:

1) El primer equipo gana con una diferencia de dos goles como mínimo. Esta diferencia se añade al marcador negativo inicial y como resultado de esta sencilla operación matemática, el primer equipo sigue teniendo ventaja en el marcador. Apuesta ganada.

2) El primer equipo gana con una diferencia de un gol (1:0; 2:1; 3:2; etc.). En este caso se nos devuelve el dinero, ya que sumando el resultado final al marcador inicial negativo, obtenemos un empate. El apostador simplemente recibe la cantidad de la apuesta de vuelta.

3) El primer equipo empata o pierde. Sumando los dos marcadores, obtenemos un resultado desfavorable para el primer equipo. En este caso perderemos la apuesta.

Por ejemplo: Ante el partido de la Premier League inglesa entre Chelsea y Leicester un aficionado apuesta a favor del equipo londinense “Hándicap 1(-1)”. De esta forma, el partido empieza con -1:0. El Chelsea gana 4:2 y este resultado se suma a -1:0 o, por decirlo más fácil, al Chelsea se le resta un gol. En el marcador el Chelsea sigue teniendo ventaja: 3:2. Apuesta ganada.

¿Cómo no perder tu apuesta con hándicap(1)?

Funciona análogamente a la inversa. Si la estrategia descrita en el primer caso se usa para las apuestas al favorito, al hándicap positivo 1 lo llaman “con seguro”, ya que supone una ventaja explícita de uno de los equipos. En este caso, lo único que cambia es que el equipo elegido por el apostador no empieza perdiendo (-1:0), sino ganando (1:0), y sus esperanzas se depositan en que ese equipo no pierda al final del partido.

Por lo demás, las reglas no cambian. El formato de apuesta: Hándicap 1(1) o H1(1), si se apuesta al equipo local, o Hándicap 2(1) / H2(1) si se apuesta al equipo visitante.

Aquí también hay tres escenarios posibles: la apuesta será ganadora en caso de victoria final del primer equipo o empate, devolución del dinero en caso de derrota por un gol y apuesta perdida en caso de derrota por dos o más goles.

Por ejemplo: Partido de la Eurocopa entre Portugal y Hungría. Un aficionado apuesta H2(1), lo que significa que Hungría empieza el partido ganando en el marcador 1:0. Al final Portugal gana 3:0 e incluso añadiendo el gol de nuestra apuesta, el resultado igualmente será desfavorable para Hungría, 1:3. Apuesta perdida.

Las apuestas con formato Hándicap 1 a menudo se usan en el fútbol. Se pueden encontrar en otros deportes también, pero allí no es tan popular. En baloncesto, es mucho más popular el indicador numérico 3,5 o más, en el hockey Hándicap(+1) se usa poco ya que los partidos al final del tiempo reglamentario normalmente terminan o con diferencia de dos o más discos o en empate.

Como ya hemos dicho, la ventaja de las apuestas hándicap 1 reside en que las cuotas son más altas, pero el riesgo sigue siendo el mismo. Por ejemplo: partido de cuartos de final de la Eurocopa de fútbol entre Inglaterra y Ucrania, donde el favorito es obvio.

Cuotas para el tiempo reglamentario

Victoria de Inglaterra – 1,54
Empate – 3,90
Victoria de Ucrania – 7,60

Estaréis de acuerdo en que la cuota 1,54, es, por decirlo suavemente, poco interesante. Pero la apuesta a la victoria de Inglaterra con hándicap (-1) se muestra ya con una cuota 2,66. El partido termina con 4:0, porque incluso si quitamos un gol a Inglaterra, el resultado igualmente será favorable para los ingleses, y el beneficio será tres veces mayor que si hubiéramos hecho una apuesta normal a la victoria de Inglaterra.

Este es el principal motivo por el que las apuestas con hándicap 1 son tan populares entre los apostadores. Sí, en caso de victoria mínima de los equipos, se devuelve el dinero. Pero eso es mejor que simplemente perder la apuesta y además, en los partidos donde el favorito es claro la victoria por dos o más goles es algo común.

Mejores casas de apuestas
18+

Este sitio web es sólo para mayores de edad.

Por favor, confirma tu edad. ¿Tienes más de 18 años?

NO