Apuestas al total en hockey

Aunque las apuestas al total son populares en todos los deportes, cada uno tiene sus particularidades. Incluido el hockey sobre hielo, donde, a diferencia del fútbol, los eventos ocurren con más frecuencia. En el hockey se juega a gran velocidad, el terreno de juego es cerrado y el disco lanzado con el stick vuela con mucha más rapidez que una pelota golpeada con la pierna. Todo esto deriva en que en el hockey el número de goles sea mayor, lo cual, naturalmente, tienen en cuenta las casas de apuestas.

Debemos recordar que “total” no hace referencia únicamente a los goles. En las páginas de las casas de apuestas se puede apostar a muchos eventos diferentes dentro de un partido, sea el número de goles anotados, lanzamientos a portería, minutos de expulsión, etc. Como en el fútbol, la apuesta favorita de la gente es el total al número de discos anotados, es decir, los amantes del hockey intentan predecir cuántos goles se anotarán en el encuentro. 

Si bien en el fútbol la cantidad más común para el total es 2,5, en el hockey es más alta: 4,5. Cuatro, e incluso cinco goles es algo normal en este deporte. Por ejemplo, en el campeonato del mundo de hockey de 2021 se jugaron 64 partidos, de los cuales en 33 se anotaron 5 o más goles, lo que equivale al 52%. En el resto de encuentros, como puede deducirse, se marcaron 4 o menos goles. 

El total también depende de la liga. Por ejemplo, en la National Hockey League (NHL) el total suele ser mayor que en la Liga Continental de Hockey (KHL). Esto se debe a varios motivos. En primer lugar, en América del Norte las pistas son más estrechas que en Rusia (aunque allí también se están reduciendo) y en pistas pequeñas hay más probabilidades de que pasen cosas. En segundo lugar, al otro lado del charco tienen una filosofía de ataque agresivo, mientras que en la KHL los entrenadores de muchos equipos, incluso los más buenos (por no hablar de los medianos), prefieren una táctica más tranquila, la cual no suele incentivar el número de goles.

De esta forma, mientras que en la KHL todo gira en torno al 4,5, en la NHL el número es de 5,5. Estos son los totales más populares y las casas de apuestas los ponen a la vista en sus páginas. Pero cualquiera es libre de elegir otro total, si le parece que el partido va a tener pocos goles, o al contrario, si cree que se marcarán bastantes. Dato importante: en el hockey se distingue entre el total del partido completo (prórroga y penaltis incluidos) y el total del tiempo reglamentario. Hay que tener esto en cuenta siempre para no acabar tirándonos de los pelos.

Por ejemplo: En el partido de la KHL juegan el CSKA y el Avangard. Un apostador neutral está seguro de que en el partido se anotarán al menos cinco goles. Elige la apuesta “Total Tiempo Reglamentario más de 4,5 goles”. Finalmente, el CSKA obtiene la victoria en la tanda de penalties y el apostador pierde la apuesta. ¿Por qué? Aunque se anotaron como mínimo cinco goles, en el tiempo reglamentario únicamente se metieron cuatro, y la apuesta afirmaba que serían cinco. Apuesta perdida.

A los tipos de apuestas populares podemos añadir el total de minutos de expulsión, aunque en este sentido es algo más complejo. Mientras que el total de goles de los equipos suele estar más o menos claro, el número de expulsiones puede cambiar notablemente de un partido a otro. Se han dado casos donde un partido entre dos equipos destacados ha terminado sin expulsiones, (a veces ocurre), y otro partido entre dos equipos ordinarios del final de la tabla del torneo ha finalizado con un gran número de enfrentamientos, peleas, y en consecuencia, expulsiones.

Por ejemplo: Partido del campeonato del mundo entre Rusia e Italia. Seguro de la gran diferencia de nivel entre equipos, un aficionado supone que los italianos no estarán a la altura de sus contrincantes y a menudo cometerán faltas. Con las esperanzas puestas en esta suposición, hace la siguiente apuesta “Total Minutos de Expulsión más de 16,5”. Pero la realidad es que los italianos llevan a cabo el partido de su vida y son expulsados solo dos veces, mientras que los rusos, que no esperaban tal respuesta, son expulsados ocho veces. Total: diez expulsiones y 20 minutos de expulsión. Apuesta ganada.

Hay una cosa más que distingue al hockey del fútbol: la ventaja o desventaja numérica de jugadores. En este caso, los aficionados tienen más posibilidades, ya que pueden apostar al número de goles marcados en ventaja numérica o goles encajados en desventaja numérica. Para estas apuestas, pueden ser útiles las estadísticas de juego en desigualdad numérica presentes en las páginas de la mayoría de las ligas profesionales, siendo igualmente importante realizar el análisis uno mismo. Puede darse el caso de que el mejor equipo con ventaja numérica usó este jugador de más solo en la mitad del partido pero lo hizo varias veces. O puede resultar que al mejor equipo con desventaja numérica le metan goles en cada partido y esta se limita a jugar sucio y le da a menudo la oportunidad al rival de estar en ventaja numérica.

Por ejemplo: Ante un partido de la Copa Stanley entre Montreal y Tampa, un fan hace una apuesta “Total goles en ventaja numérica más de 1,5”. En este caso le da igual quién meterá estos dos goles para ganar la apuesta y tampoco le importa con qué diferencia de jugador se lleven a cabo: 5 contra 4, 4 contra 3 o 5 contra 3. El partido termina con 6:3 a favor de Lightning, pero en ventaja numérica solo se ha metido un disco. Apuesta perdida.

Existen un montón de apuestas al total. Las hay tanto para el total del partido, total de un equipo concreto o total incluso de un jugador determinado. A menudo se da el caso de que los coeficientes de ambos lados son iguales o parecidos. Por ejemplo, para el “Total menos de 4,5 goles” ofrecen un coeficiente de 1,89 y para el “Total más de 4,5 goles”, 1,92. En estos casos es necesario llevar a cabo un análisis detallado para elegir la apuesta correcta.

Mejores casas de apuestas
18+

Este sitio web es sólo para mayores de edad.

Por favor, confirma tu edad. ¿Tienes más de 18 años?

NO